Evaluación de los Resultados

¿Cómo vamos?

“Pensar estratégicamente, actuar localmente”

La continuidad en la ejecución de la estrategia no sólo depende de que su empresa cuente con una estrategia bien definida y con un estructurado conjunto de indicadores, sino que su gente esté convencida de que su actuación individual aporta al cumplimiento de los objetivos, y que como tal se deben comprometer con la medición y el cumplimiento de los resultados.

La estrategia no debe ser un impulso o un proyecto temporal. La estrategia debe concebirse como un sistema de gestión, que requiere de evaluación permanente y del monitoreo de sus resultados para analizar los avances y evaluar el desempeño de los departamentos y sus operaciones; de este modo facilitar la toma de decisiones objetiva y realizar los ajustes necesarios.

En esta fase buscamos:

  • Revisar el BSC para: medir, monitorear y evaluar la evolución de los indicadores de gestión clave y el cumplimiento de los objetivos, identificar tendencias o desviaciones, y la rendición de cuentas y responsabilidad por los resultados.
  • Generar una cultura de análisis y seguimiento, de examinar los resultados y evaluar los avances y asimilar los aprendizajes.
  • Asegurar la sincronización y consistencia de las estrategias de las Áreas y de éstas con las de la Organización por medio de las mediciones de brechas en ejecución, resultados o alcance.
  • Realizar las modificaciones y ajustes requeridos para que la estrategia sea dinámica y se mantenga vigente.

Volver a nuestro Cíclum Estratégico