La Promesa de Valor

  • ¿Cuántos pueden decir con facilidad cuál es su promesa de valor? (Si su respuesta es “el servicio”, qué es servicio para usted y qué es servicio para su cliente? Seguro que es lo mismo?)
  • ¿Está alineada con lo que nuestro cliente objetivo necesita y/o quiere? (Y si le está ofreciendo y cobrando por algo que a él no le interesa tanto como a usted?)
  • ¿Todos los colaboradores de la empresa la conocen, la entienden? (Será que cada uno tiene una idea diferente por la que está trabajando?)
  • ¿Tienen claras las renuncias que son necesarias para poderla alcanzar? (Siempre respondo “pero cómo no voy a…..”?)
  • ¿La comunican asertivamente a sus clientes? (si un cliente pide descuento es por que no la está comunicando bien o está hablando con el cliente equivocado)

Recordemos:
La promesa de valor es lo que me posiciona en el mercado, que: me diferencia de los demás, me hace único y me hace incomparable, y debe cumplir las tres condiciones para que sea realmente diferenciadora.

No puedo hacer de todo y para todos y hacerlo bien, por eso posicionarse implica renuncias.

Categorías: Píldoras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *